martes, 16 de junio de 2015

ERES

 
Porque tu eres
mi tentación
el fruto prohibido
la que aviva mi hoguera,
cuando tu cuerpo desnudas
la que moja mis sabanas
entre el llanto,
 y el sollozo
cuando me cubres de gozo
la que en noches de insomnio
cuida de mis sueños
en los abismos del olvido
la protagonista de los aquelarres
y por tanto mi santa inquisición.
Porque tu eres
la hija del viento
la perturbadora de mi pensamiento
la que me hiela con sus besos,
y lentamente me descubre con sus manos.
Porque tu eres mi suplicio
y mi más eterno sacrificio
ya que todas las noches
mis sueños me hablan de ti.

2 comentarios:

  1. Ella es tu altar y tu crucero... Es el templo donde ora tu plegaria de besos... Ella es imagen para adulacion de tus versos.

    Precioso, amigo Juanky.

    Mil besitos y feliz finde.

    ResponderEliminar