martes, 9 de junio de 2015

PAÑUELO DE TUS LÁGRIMAS



Solo una cosa no hay
           es el olvido.                         
                      J. Luis Borges                    
 
 
 
Recuerdo la frágil madrugada
despuntando silenciosa.
De tus ojos llueve
y un vendaval se mueve
sobre mi hombro
para mi, tus lágrimas eran de oro.
cuando sobre mi;
formaste un manto de pasión,
de deseo y contenida emoción
un cuerpo a cuerpo,
silenciando el tiempo,
aquietando el paisaje
y rasgando el cruce de miradas,
¡ahí cuanto decían esas miradas!
y de vez en cuando
de tus ojos llueve
y mi boca la recoge,
la saboreo y la trago
como quien la pena se traga.
Y aun ahora, cuando te recuerdo
te siento, te veo y en ti me enredo,
tu cuerpo veo como una galaxia lejana
que cruza el tiempo y el espacio
dejando su estela de polvo.
 
 
 
       

No hay comentarios:

Publicar un comentario