miércoles, 17 de febrero de 2016

QUISIERA DECIRTE


El viento de la noche
a perturbado mi sueño
su silbido insistente a roto el silencio,
de una noche tranquila y de descanso
sin embargo el viento
a echo que la noche se bata contra la noche
y me a dejado tirado,
cubierto de sueño por los suelos
malherido por la falta de descanso,
y por ello;
ahora al escuchar este vendaval
quisiera decirte;
que si pudiera,
y no lo impidiera la lejanía
que siempre fue tu eterna y misteriosa manía,
de dejar mis pies descalzos
y malherido mi corazón enamorado
porque tu deseabas los silencios,
a toda mi palabrería
por ello,
ahora quiero decirte;
que me hubiera gustado regalarte
la sonrisa del frío invierno
cubierta de gotas de escarcha,
para que acariciaran tu cuerpo
y te hubiera regalado
como quien regala flores frescas
el calor de mi cuerpo con tu cuerpo,
la caricia de mis manos sobre tu rostro
y si me hubieras dejado adentrarme en tus adentros
me hubiera perdido en los abismos de tu interior,
hasta llegar a tu eterna constelación
allí donde el deseo se humedece,
combinado por el canto del delirio
de aquellos dos que se amaron,
hasta la desesperación.


No hay comentarios:

Publicar un comentario