martes, 12 de abril de 2016

AYER LA VI


Ayer la vi,
deambulando con la sonrisa comida,
con los pensamientos entre las manos
caminaba haciendo malabares,
con su negra melena
bailando con el viento
 dibujaba sobre el horizonte,
las malas pasadas de su cabeza
aquellas locuras que embebieron
sumergiéndola en las calles de la locura
aquellas calles mugrientas,
donde los sueños se suicidaban
y ella seguía pidiendo el perdón
de aquel que la dejo, diciendo
que ya no podía creer en su amor.

1 comentario:

  1. Amo las esperiencias dolorosas mi querido Juanky porque de ellas se saca lo mejor...tus versos siempre tan completos y llenos de sentimientos...Gracias.

    ResponderEliminar