lunes, 18 de abril de 2016

BESOS


Bajo el lecho de la noche
sucumbí a tus besos,
besos imaginarios,
besos cálidos
y a la vez ardorosos
cubiertos de deseo
que al tacto la piel eriza
esos labios rojos pasión
recorriendo los caminos
que surcan la tersa piel,
hasta despertar los ojos
en el momento en que llega el éxtasis
de tu boca enredándose con mi boca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario