jueves, 21 de abril de 2016

DÉJAME UN SEGUNDO


Déjame un segundo;
para acariciar tu rostro,
para beber el agua de tus ojos,
para besar tus carnosos labios
y después te vestiré de ternura
sobre mi piel desnuda
entre besos de seda
y caricias aterciopeladas
te entregare el calor,
de la noche plateada
por los rayos de la luna
pero déjame un segundo;
para volver a mirarte ,
hasta que llegue la eternidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario