lunes, 23 de mayo de 2016

AMANECER


Aquella madrugada
cubierta de colores suaves
el amanecer entro por la chimenea
tú te desperezabas,
sobre un tenue suspiro
yo te miraba,
cuando me diste tu espalda
por si quería acariciarla,
la acaricie con lágrimas azules
las cuales formaron un lago,
sobre las sabanas y tu cuerpo,
sintiendo la humedad de mis ojos
tocaste mi mano,
besaste mis labios
con la pasión del amor que se acaba,
y volviste a tenderte sobre la cama,
sobre aquel lecho de fuego y pétalos de rosas
en donde se confundía
el olor del perfume que tu piel desprendía,
fue entonces cuando me tomaste
entre el silencio de tu silencio,
me atrapaste de tal manera
que me adheriste a tu piel
y todo porque querías que no me fuera
que estuviera a tu lado,
escuchando tu melodiosa respiración
mientras entre jadeo y jadeo,
nuestros cuerpos bailaban sobre el amanecer. 

2 comentarios:

  1. Qué deleite Juanky en tus letras, la delicadeza de cada movimiento que describes se hace bella imagen en mi mente. Son esos momentos en que deseas alargar lo más posible el instante...Mágico sentir se desprende de tu pluma querido amigo. Un besito pata ti.

    ResponderEliminar
  2. Qué deleite Juanky en tus letras, la delicadeza de cada movimiento que describes se hace bella imagen en mi mente. Son esos momentos en que deseas alargar lo más posible el instante...Mágico sentir se desprende de tu pluma querido amigo. Un besito pata ti.

    ResponderEliminar