jueves, 19 de mayo de 2016

BUSCANDOTE

Aquí ando,
huérfano de mi mismo
recorriendo la soledad mi espalda
amortiguando el cansancio del camino,
que mis pies doloridos me piden a gritos
y todo porque ando buscándote
con la compañía de mi sombra,
la cual ya no comprende nada,
después de haber revuelto Roma con Santiago
y seguir sin hallarte.
Ahora en este camino tortuoso,
de curvas pronunciadas como las tuyas
me lleva a la última habitación,
que nuestro ardoroso amor habito
y allí, en su oscuridad,
en la otra orilla andas tendida,
amando tu alma con tus manos
las cuales recorren el cuerpo celeste que eres,
no digo nada, simplemente miro
como tu placer cierra tus ojos
y tu cuerpo sudoroso moja tus sueños,
allí en la otra orilla de la cama.
Entonces despiertas tus párpados
y con ese hilo de voz melancólica,
me llamas......porque quieres que me acerque,
porque quieres sentir tu alma junto a mi alma,
mientras en la vieja y destartalada gramola
suena El bolero de Ravel,
y sobre su compas
me vuelves a murmurar,
te acuerdas cuando nos amamos con este bolero.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario