miércoles, 11 de mayo de 2016

CARIÑOSAMENTE


Quisiera por un momento
que procuraras aplacar este tormento
de nubes negras y lluvia cargada de violencia
que me miraras a los ojos,
que me contuvieras con tus manos
en este intenso orgasmo,
que cimbrea mi cuerpo
entrando en tu cuerpo,
sintiéndote poseída
con la violencia del que te ama,
del que te explora como isla desierta,
esperando encontrarse un paraíso virgen
más allá de tu monte nevado
donde deslizarse,
es sentir tu interior convulsionarse
mientras con la desesperación de un grito
muerdes con gozo de rabia el cuello
hasta hacerlo sangrar por el delirio,
de esa forma que tienes de amar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario