domingo, 1 de mayo de 2016

LA LLAMA SIGUE VIVA (homenaje a mi madre)


Madre, mírame a mi.
¿Me conoces madre?  
Soy tu niño...........
Hoy soy un hombre
que no sé como soy
Madre, ¿madre me reconoces?
          Mai
      ( Anchel Conte)
 
Madre;
Otra vez
e descubierto lágrimas vacías
sobre tu rostro
y e sentido en mis oídos
el erase una vez
y las tiernas nanas,
que hablaban de un niño sin cuna
como cuando niño,
más ahora tu silencio
entrecorta el vacío
de tu trajinar diario
y por ello madre
cada vez que te miro
de mis ojos brota,
la que es la última gota
y este manantial dolorido
no quiere formar parte del olvido
y por tanto se que no a de secarse
ni siquiera en el fin de los tiempos,
aunque en tu lucha diaria
por reconocerme, no me reconozcas
y dudes si soy tu chico pequeño,
pero una caricia tuya me basta,
y por supuesto una dulce sonrisa,
o una inquieta mirada,
ya que es todo lo que deseo,
este es el máximo esfuerzo
que todos los días,
y todas las noches
en el silencio de mi cama pido,
se que podre parecer egoísta
más solo quiero que me contemples,
que me tengas presente
en tus tímidos momentos
bajo la lucidez de tu sonrisa,
y así sentirme
como el sauce acariciado por el viento
dejándote mis caricias,
mi tímida mirada,
queriéndote dar consuelo
en tu silencioso sufrimiento diario.
Ahora parece todo tan fácil,
tan sencillo como cuando era pequeño
y siempre andabas al quite,
más ahora es al revés,
el que vela por ti, soy yo
igual que vele por padre,
hasta el momento de dejarnos
pero e de decirte; que me siento feliz
y lleno de gozo,
haciéndote más llevadero ese calvario
del que no se da cuenta nadie,
de aquellos que en otro tiempo
reclamaban tu mano de obra,
tu bondad y entrega hacia ellos
y de repente se olvidan,
de tus palabras y tus hechos,
como si dijeran; muerto el perro se acabo la rabia,
pero puedes estar tranquila
los tuyos estamos hay contigo
y somos los que jamás te daremos soledad
sino todo lo contrario, el calor de los que luchan
para que no te sientas sola,
ni por el día,
ni por la noche oscura
ya que tu eres el timón que sostiene esta casa,
aunque sea desde tu silencio,
o desde tus sueños.
Aquí sigues dando luz,
siendo alto faro
en este tu puerto,
tu que jamás
dejaste encallar el barco
de los que a tu lado,
dábamos vida a la vida
en este austero mar
que cada día
y cada noche,
nos da fuerzas para luchar
contra viento y marea
por darte felicidad.

1 comentario:

  1. He leido tus versos y todos me han dado una sonrisa...este me ha dado mas, gozo, plenitud y me ha hecho que conozca mas del corazon que tenes...soy Feliz mi Juanky por haverme cruzado en tu camino...heme aqui amigo mio por siempre...sos Grande de veras que si.

    ResponderEliminar