miércoles, 29 de junio de 2016

BAJO LA VÍA LÁCTEA

 

Bajo la vía láctea
entre suspiros y besos robados
nos entregamos
a nuestras pasiones,
las cuales eran delirios
de aquellos otros frustrados amores.
Por ello bajo aquel cumulo de estrellas
te arranque la ropa a mordiscos
sobre aquella  pradera, 
tu silencio bailaba con el aire
y tus ojos brillaban en el deseo
de tenerme tan cerca
que tu boca se marchitaba frente a mi boca
cuando mis labios besaron tus labios
bajo aquella lluvia de estrellas fugaces,
tus desnudos pies,
jugaban con mi piel
y mi piel se ruborizaba
al paso de tu lengua,
la cual jugueteaba sobre mi cuerpo ardiente
mientras tu cuerpo se balanceaba
queriendo aplacar el deseo,
de tantos tiempos contenido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario