domingo, 5 de junio de 2016

CARTAS



Sobre la alacena los recuerdos
se amontonan unos con otros,
los buenos por buenos,
los malos por malos
pero todos son recuerdos,
sencillos, cubiertos de nostalgia
de un corazón herido
por no ser comprendido.
Son aquellas cartas que hoy amarillean,
en el silencio de la alacena
las que guardan sentimientos,
sumergidas en un sello de lacre,
las que encierran tus lágrimas
y mis besos perturbados,
aquellos besos que te quemaban
y ahora te recuerdan como eras
con la efusividad de tus labios besando,
a la vez que tus uñas araban mi espalda
para después saborear el agridulce de mi sangre
recorriendo con tu sensual lengua mi espalda,
dándome escalofríos con tu premura de amar.
Esas son las cartas,
que guarda mi alacena
con tus lágrimas y tus besos grabados.

1 comentario:

  1. Mi amigo querido, esos recuerdos guardados, son más que cartas en papel amarillo, son sentimientos e historia de ese amor vivido.
    Sabes, me pasa que a diario espero el momento en que aparecen tus letras, son como medicina, no digo vicio, pues esos no traen cosas buenas. Tus letras en cambio, me traen más de tu bella esencia.
    Un abrazo y besito amigo mío.

    ResponderEliminar