lunes, 27 de junio de 2016

DEJANDOLA DORMIR...


Seré la voz de sus silencios
en la oscuridad de la noche
cuando su almohada se escurra,
por sus sueños enredados en sus ojos.
Seré esa silueta que la acompaña
en su caminar por duros caminos
los cuales adolecen sus pies,
pero eso si,
le daré el descanso sobre su lecho
la dejare dormir
con el canto del ruiseñor
y sobre su sueño
revolotearan las aves de su paraíso,
acompañándola en sus sentimientos
que a flor de piel se expanden por su alcoba,
intentando disuadir esos fantasmas
que su mente guarda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario