lunes, 20 de junio de 2016

PEREGRINO DE TU CUERPO

Soy peregrino
y por ello ando por tus caminos,
cansado de caminar, pero alegre
voy en busca de tu cuerpo
para poder explorarlo,
venerarlo
y  hasta la saciedad amarlo,
no me importa lo que piensen,
no me importa lo que digan
pues como buen peregrino,
solo quiero recostarme en tu pecho,
morder tus labios
y saborear tu cuerpo.
Acariciar tu pelo
con la suavidad de la madrugada,
mientras te desnudo
con el aliento de mis labios
cuando tu cierras los ojos suspirando,
el escalofrío que recorre tu piel
la cual se eriza sin descanso,
hasta darte la vuelta desnuda
tomando mi cintura
porque quieres pasear la madrugada
con los pies descalzos,
atrapando los sueños del amado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario