sábado, 23 de julio de 2016

BAILANDO SOBRE LA MADRUGADA


Amor;
despertaste a la madrugada bailando
y de esa forma tan hermosa,
me llevaste al abismo del infierno,
imaginando tus sabanas mojadas,
Entonces fue cuando sentí,
que llegaba a tu isla negra
y tú, así.......sin más,
me regalaste tu mirada de soslayo
como diciéndome; toma el elixir de la vida,
lo tome como quien toma una copa de vino
y te sentí tan cerca,
tan entregada a mí
que con la calma de la madrugada,
bajo aquella luna transparente,
te atrape y te tome en mis brazos,
acaricie tu salvaje melena,
bese tus ojos negros
como si fueran granos de café,
después sentí tu aliento sobre mi nuca
y seguí recorriéndote de arriba abajo con mi lengua,
tu seguiste bailándole a la madrugada
arañando mi espalda,
hasta convertirla en un campo mal arado,
fue entonces cuando rompiste el silencio
jadeaste sobre mí,
y en tu más puro delirio
solo atinaste a decir..........Amor, amor.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario