miércoles, 13 de julio de 2016

BAJO LA DUCHA

 
El día les amaneció amándose
el absorbía sus impávidas lágrimas,
sobre aquel rostro descompuesto por el gozo
bajo aquellos primeros rayos de luz,
los cuales cubrían de colores tenues sus cuerpos,
entonces volvieron a poseerse sin siquiera mirarse
pues parecía que les faltase tiempo para quererse,
y tras aquel desfoga miento de deseo y pasión,
se envolvieron en una ducha de sentimientos
mientras sus añoradas pieles se volvían a amar
bajo la cálida agua que se evaporaba sobre ellos,
dándose culto a sus cuerpos
sin dejar de sondar ningún rincón,
fueron entrelazados por la pasión
desde los pies hasta la boca,
allí donde sus lenguas se atraparon
en un aletargado y profundo beso,
sobre el resolló de los últimos estertores del amor.

1 comentario: