viernes, 1 de julio de 2016

SOLAMENTE UN SUEÑO


Sobre vasos de alcohol
entre luces y sombras
siempre aparecías tú.
Tu sonrisa enfriaba el café
que tus labios carnosos saboreaban,
y el azul de estos ojos
se sumergía en el último trago
de aquella noche con olor a humo,
el cual difuminaba tu figura,
entre el alcohol y los besos deseados
aquellos besos que se suicidaban
al llegar a tus labios,
mientras la mirada borrosa
se perdía en tu pronunciado escote
como se pierden los barcos en la mar.
Y así pasaban las noches
entre trago y trago,
ensombrecidas por el deseo
y aquella pasión que hervía
sobre tu cuerpo deseado
que en un abrir y cerrar de ojos....desaparecía,
como si de un sueño se tratara.
Entonces era cuando el sudor se helaba
y tu lengua jugueteaba por mi espalda,
y te dabas la vuelta
desafiándome con tu desnudez,
mientras jugabas con tus manos
sobre tus tersos senos,
mis ojos se empavonaban de deseo
cuando te derretías como un hielo
porque solo había sido un sueño. 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario