lunes, 18 de julio de 2016

TU Y YO AMANDONOS.


Incendiaste la noche de pasión
me embriagaste con tu sudor,
envolviendo cada poro de mi piel,
en aquella tormenta de sexo
hasta caer rendidos el uno al lado del otro,
después así......................... sin más,
tu te evaporaste como el agua
dejándome solo con la madrugada,
la cual traía la resaca de la noche
pero eso sí, el café me supo más dulce,
ya que guardaba tu más pura y gozosa esencia
aunque ese recuerdo tuyo clavado en mis pupilas,
me devolvía tu figura desnuda evaporándose
junto al más puro aroma a sexo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario