miércoles, 3 de agosto de 2016

AMANDOTE EN LA PLAYA...



Tras amarnos,
sobre la arena de la playa
quédate tendida,
extasiada en ti misma
mis ojos te miraban
como acariciabas tu cuerpo desnudo,
saboreando las mieles de la pasión
el deseo seguía habitando en ti
y sobre aquel atardecer dorado,
el sol nostálgico,
cubierto de un exceso de melancolía
doraba tu amor,
mientras las yemas de mis dedos,
recorrían el camino señalado por tu ardor,
hasta llegar a tu fruto prohibido
sobre aquellas sobrias arenas,
donde volvimos a rememorar el instante
en que nuestros cuerpos engarzados,
y fuertemente abrazados
volvieron a cimbrearse el uno encima del otro,
haciéndonos que nos retorciéramos de placer
en el último empuje del amanecer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario