martes, 2 de agosto de 2016

CIEN NOCHES AMANDOTE


Cien noches amándote
en la oscuridad de mi pensamiento,
en sueños desnudando nuestras pieles
hasta caer rendidos en la cama del deseo,
el uno al lado del otro,
oyendo simplemente el jadeo de la respiración
bajo las caricias de nuestras manos,
y los besos de dos labios fugitivos
con sus lenguas retándose
por seguir cuerpo a cuerpo,
balanceándose al compas del amor.
Cien noches amándote,
de aquí a la eternidad
entre copas de jugos,
saboreados por nuestras bocas,
ese era el delirio extremis
de tu cuerpo desnudo
saboreando las mieles,
que para ti recolecte
en aquellas noches inciertas,
amándote con ternura,
aun sabiendo de tu lejanía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario