domingo, 21 de agosto de 2016

ELLA Y SU SUEÑO...


Sobre la húmeda cama
las sabanas rasgadas por la espera
y sus manos arrugadas de tanto tocarse
espera llegue el que la ame,
como un viento de frescura,
y sobre su cuerpo leve anclas,
ante ese mar de calenturas
incendiada en sueños húmedos,
cierra los ojos para sentir de que llega
el naufrago que el mar abandono,
en el silencio de la noche,
descalzo,
dolorido
y harapiento.
Abre la puerta de sus deseos,
la observa tendida sobre su sueño
y con la yema de sus dedos,
recorre cada una de sus curvas
e inclinándose sobre ella,
sus cortados labios besan su frente.
Ella sigue durmiendo
hasta notar su respiración entrecortada
cuando un suspiro levanta las sabanas
y abre los ojos al deseo del amado,
lo abraza con todas sus fuerzas
mientras su boca busca la boca del amado,
fundiéndose en un beso más que prolongado
entonces ella arremete contra el,
queriendo desahogar la espera
pues no quiere perder más tiempo,
¿lo desea tanto?
que su cuerpo hierve en deseo
y a el se entrega con toda su furia
durante el sueño más húmedo.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario