sábado, 27 de agosto de 2016

SIN PODER OLVIDAR....


Sobre estos harapos
que forman mí pensamiento,
cuando la duda viene y va
sobre mi mente dolorida
es cuando te recuerdo,
inundando mis ojos de tu desnudez,
tan sutil,
tan pura,
que exploto en tormentos
queriendo olvidarme del deseo que te profeso
entonces es cuando vuelves a mi mente,
y te siento sobre mi piel amorrada
hala vez que tus uñas arañan mi espalda
y tu volcánica boca succiona la sangre de mis heridas,
dejando grabados tus carnosos labios como recuerdo
de tantas noches arropándonos en la lujuria,
mientras la luna nos velaba y nos animaba
a seguir degustando la savia de nuestros órganos.
 
 
 

1 comentario:

  1. Derroche pasional. Me gusta la fuerza de tu poema.
    Te felicito.

    Mil besitos.

    ResponderEliminar