sábado, 17 de septiembre de 2016

DURMIENDO SOLEDADES......


Sobre sus manos el viento acariciado
como si acariciara a su amado,
aquel que duerme soledades
sobre el viejo colchón de los días,
los cuales van cayendo,
hasta morir de poco en poco
cuando toman el color ocre del otoño
es entonces cuando sobre su confusión,
suena una melodía de trompeta triste
y sobre esa melodía,
naufraga en el recuerdo haciéndose un solo,
sobre la extraña imagen de la amada
aquella que un día le dio más gloria que paz,
sobre el lecho que hoy se cubre de angustias
donde se amaban sin descanso,
dislocando los días sobre la entrepierna
conjugados en un solo cuerpo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario