viernes, 7 de octubre de 2016

DIME.....


Dime;
¿Por qué incendias mis sueños?.
Ya que cada noche siento la hoguera de tu piel
cuando sobre mi estado soñoliento,
el canto del cisne se pone en pie
y tu, vienes y vas,
vas y vienes
sin parar como sombra en la noche,
entre la tenue luz que refleja tu rostro
sobre la almohada que cobija mi sueño,
siento tu profuso aliento surcar mi nuca
y el roce de tu camisón sobre mi desnuda piel,
despierta mis instintos más básicos
es entonces;
cuando se mezcla tu aliento con mis suspiros,
y esos jadeos que despiertan a la noche,
sobre el chirriar de la cama
en la bendición de tu más puro éxtasis,
en el momento en que te contorneas sobre mi torso
deslizándote suavemente con la magia de tu cuerpo,
y me robas el grito más sabroso,
ese grito, que nace con la convulsión del orgasmo,
que se deja deslizar sobre nuestras pieles sudorosas
hasta ahogar el grito del mutuo placer venidero.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario