martes, 6 de septiembre de 2016

FRENTE POR FRENTE


Si pudiera hablarle
le hablaría con la sinceridad sobre mi mano
y le diría tantas cosas......
que el día se juntaría con la noche,
y la noche con la nueva amanecida
pero se muy bien,
mejor dicho más que bien
que al verla tan cerca
mis palabras morirían,
porque así me acercaría a ella
y la tomaría así sin más,
sobre el silencio de mi boca
y la amaría hasta la extenuación,
así sin más palabras que un suspiro.
La desnudaría despacio....de poco en poco
regalándole el aliento a su cuerpo
y sobre la isla desierto del lecho la tumbaría,
para rozarla con mi piel,
para abrazarla con tanta delicadeza,
que cuando sintiera mi virilidad
me tomara entre sus carnes
y sobre el gozo de los dos,
daríamos vueltas sin descanso
tocando el deseo
y la pasión tanto tiempo contenida.