viernes, 9 de septiembre de 2016

AMOR PROHIBIDO


Hace tiempo que perdí la cuenta de los cigarrillos
que se suicidaban junto a mí,
esperando oír tu voz melancólica
y esa risa alocada que te sienta tan bien
sobre ese cutis de niña mona,
que devoraba mi imaginación pensándote.
Pues sabía que eras un amor prohibido,
de esos de mirar de reojo.....pero no tocar
pero eso sí;
nadie me dijo que no soñara contigo,
que no te abrazara en mis sueños,
al calor de la almohada,
y te saboreara como me gusta hacerlo
mientras las sabanas guardan el secreto,
de ese amor prohibido.
Seguramente a ti te pasaba lo mismo
y tus sueños te mojaban entera
y te hacían sudar en tu cama fría,
por eso deseabas tanto mis besos ardorosos,
aunque no lo dijeras....lo pensabas
cerrando los ojos fuertemente para soñarme,
´sobre aquel lecho desierto de sensaciones
y sentir como mi boca surcaba toda tu figura,
y mi lengua juguetona te daba sensaciones nuevas,
unas sensaciones;
que te llevaban al paroxismo de un éxtasis prolongado,
el cual querías unir orgasmo tras orgasmo
manteniéndome durante el sueño erecto,
lo cual sabias que tus manos lo conseguirían
hasta que llegara el momento en que nos estremeciéramos
pero aún así sobre aquel sueño de placer,
que noche tras noche te cubría por completo
dándote la relajación para conseguir el sueño,
sabías que era un amor prohibido.