viernes, 23 de septiembre de 2016

FETICHE.........


Añoro aquella sonrisa
que despertaba mis instintos más básicos,
aquellos labios que me mordían con cariño
en la cautividad de mis sueños,
encadenándome a su cuerpo
cubierto por aquel corpiño negro
y aquella mano que meneaba la fusta,
con el deleite de las mejores odaliscas
para después surcar el torso con su punta,
hasta llegar al deseo de la entrepierna
donde el amor se hace volcán en erupción.
Era entonces cuando ella,
volvía a cautivarme con su sonrisa maliciosa,
esa sonrisa que nacía en su verticalidad
allí donde guardaba su más preciado tesoro,
el cual trasparentaban sus bragas
a la cercanía de los ojos,
que habidos en deseo parpadeaban intermitentemente
al ver como la fusta se paseaba por su bosque encantado.