viernes, 14 de octubre de 2016

POR........PIERNAS


Saberme huido de tus sabanas
de esa cama incendiada por el deseo,
con olor a sexo
del cual guardo el recuerdo
entre un sabor amargo y dulce,
el cual juega en mi boca
bajo la añoranza de aquellos días,
en que tu cuerpo era un suicidio
en caída libre al vacío
y tus ojos seguían ahogándose en la pasión,
de apresarme con tus grilletes de placer
de tenerme clavado entre tus ingles,
mientras saboreabas mi desmadejado torso
entre la furia del jadeo de tu garganta,
el cual esputabas cada vez con más fuerza
haciendo que mis oídos puros y castos,
se hicieran tormento al paso de tu lengua
intentando horadar la gruta de mis instintos,
los cuales se sumergían en tus nueve semanas y media,
entre fresas fermentadas en tu gruta
y cubitos de hielo intentando  aplacar la calentura
y los regueros de cicatrices que tus uñas dejaban
sobre mi cuerpo exhausto de tanto amor en exceso.