viernes, 16 de diciembre de 2016

ENTREGADA.........

 
 
Bajo el porche celeste
cautelosa te entregaste,
en cuerpo y alma
dándome tu aliento,
para saborearlo
sobre un abrir y cerrar de ojos,
sensación que se entremezclaba
con los sutiles gemidos,
los cuales desafiaban a la pasión,
la cual confundía la realidad con la ficción
sobre el vaivén de nuestras pieles sudorosas,
batiéndose pecho contra pecho,
acelerando el ritmo cardiaco
mientras tus manos surcaban mi espalda
y mi sexo horadaba tus adentros,
en aquel seductor vaivén
conduciéndonos a un cielo protector
en el instante que una lluvia de estrellas
nos acompañaban en el baile del amor.