jueves, 19 de enero de 2017

EL DULCE SABOR DE LA HUMILLACIÓN.......


 
Ahora que el tiempo a pasado
que el reloj sigue en aquella hora perdido
sigo recordando aquella mirada desafiante,
la cual me echabas
cuando te tenía frente por frente
y te desnudabas lentamente,
dejando ver tus íntimos rincones
paseando por tus labios el látigo del martirio 
mientras tu lengua viperina lo ensalivaba,
dejándolo por completo húmedo
para descargarlo sobre mi humillado cuerpo,
con la provocativa lascivia de ama
me tomabas entre tus manos,
cubiertas de guantes de seda
hasta llevarme a tus cumbres,
para ahogarme en ellas
dejándome desprovisto de aliento
y una vez saciada por mi boca
empujabas mi cabeza
para aposentarla en la cueva de tus amaneceres
y hacerme prisionero de tus ingles.
 
  
 

2 comentarios:

  1. No hay humillación si el disfrute es de dos... Es verso en vena, piel y cuerpo.
    Muy bonito, amigo Juanky.

    Mil besitos y buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias amiga por tus palabras que siempre tomo como ejemplo a seguir, a hilo de la humillación era por poner algo en el titulo.
      Besos amiga Auroratris y que tengas un buen fin de semana.

      Eliminar