sábado, 22 de abril de 2017

DESEO DE CONDENA......


 
Deseabas condenarme,
sobre tu deseo ardiente
atraparme con tu mirada,
inundada de pura seducción
queriendo hipnotizar mis instintos
a la vez,
que buscabas mis carencias,
a ese amor
ciego a tus ojos
el cual a tu lado,
nada mas sentirte
rompía aguas,
aun cuando sabías,
que por mucho que  macularas,
los besos del pecado
alargando así la condena,
ahí me tenías,
aferrado a tus pies de esclava
encastrado a tus encantos,
de fiera dominante
y salvaje.

2 comentarios:

  1. Deseos ardientes, de pecado, salvajes, deseos lujuriosos, los más perversos, los que arden entre las llamas de la condena.

    Un poema muy intenso, amigo mío, un placer leerte y disfrutar de tus emociones que hacen palpitar.

    Besos y feliz tarde.

    ResponderEliminar
  2. Cómplice de una condena que se condensa a los pies de la penitencia... Son sus pies tu clave y su boca tu cadena.

    Más que Bello, amigo Juanky.

    Mil besitos de sábado.

    ResponderEliminar