domingo, 9 de abril de 2017

ELLA......

 
 
Al despertar de tus delirios
de aquellas locas noches,
mezcladas entre sexo y alcohol,
cuando la ciudad se convertía en tu selva
deseabas oír aquella voz tan sensual,
provocando los deseos más ínfimos
y obscenos que tus oídos pudieran oír,
y así excitar tu paraíso
mientras tus ojos de gata en celo
se encendían,
a punto de hacerte explotar el globo ocular
por el placer provocado
por la boca,
que se comía tu boca,
deseando volver a tentar
a tu débil tentación,
aquellas locas noches
que aderezabas con sexo y alcohol,
en tu maldita juventud.


2 comentarios:

  1. Una gata en celo, entre el delirio y el deseo, la tentación y el fuego...

    Intenso tu poema, amigo mío.

    Besos y feliz tarde.

    ResponderEliminar
  2. Viviendo al límite... Lo álgido del deseo.
    Tus versos llevan la fiebre de la noche y de la juventud.

    Mil besitos, Amigo Juanky.

    ResponderEliminar