jueves, 16 de marzo de 2017

DIALOGO DE UNA ESPERA.....16/03/17.


-¿ya sabes a quien, o que esperas?
-No, no lo se y tampoco busco un fundamento a mi espera. Ahora ten en cuenta que eres libre de marcharte o quedarte.
-¡Marcharme!, ¿a donde?
-¿Tu sabrás?
-Es que no se que me pasa que no puedo dejarte solo aquí.
-Si te vas no pasa nada y si te quedas tampoco.
-¿Entonces que hago?
-¿Qué, que   haces?
-Es tu elección, no la mía.
-¿Y como elijo?
-Échalo a cara o cruz.
-Déjame una moneda.
-Si no tengo una moneda como quieres que te la deje.
-Yo tampoco tengo una moneda, ¿entonces que?
-Piensa.
-¿El que pienso?
-Lo que vas a hacer, no es tan difícil.
-Para ti claro que no. As decidido quedarte.
-¿Pero yo que?
-¿Que tu que?, échale imaginación. Si no tienes moneda que echar al aire, ya que yo solo tengo en mis bolsillos agujeros, tendrás que buscar una solución a tu dilema.
-Gordo es mi dilema.
-Tampoco es para tanto.
-Si tu lo dices.
-No es que lo diga yo. Simplemente busca la solución.
-¿Como la busco?
-Veamos.
-¿El que hay que ver?
-Como lo haces sino hay moneda para tirar al aire.
-¡Ah!. ¿entonces que?
-Tranquilízate, lo primero deja tus nervios aparte.
-Si estoy tranquilo.
-¿Por qué mientes?
-No miento es verdad que estoy tranquilo.
-Mira, dirás lo que quieras decir, pero no es verdad que estés tranquilo.
-Que si que lo estoy, o no me ves.
-Si te veo temblando como un flan. Y lo único que hay que hacer es buscar una solución, porque solución la hay para todo menos para la muerte.
-No seas cenizo, ¡eh!.
-No es que sea cenizo, es la pura realidad de la vida misma.
-Ahora me vas a dar una lección sobre lo que es real o no, sobre vida y muerte.
-No pero debes de buscar la solución sino te quieres quedar aquí conmigo.
-¿Que haces?
-Encenderme un cigarrillo, saboreando el humo se piensa mejor.
-Venga haya hombre no seas ridículo.
-No, no soy ridículo, es verdad y lo que debemos es pensar en tu solución porque yo la mía ya la e tomado.
-Creo que voy a abandonar la búsqueda y aun a mi pesar me quedare contigo.
-¿Por qué vas a abandonar la búsqueda?
-Porque sí y porque creo que será lo mejor, no vayas a cometer una locura.
-¿Cometer yo una locura?. Sería lo último que haría nunca lo e hecho y menos ahora.
-¿Entonces porque insistes en que me marche?
-Yo no insisto en que te marches, perdona, as sido tu el que as dicho si te quedabas o te marchabas, que por lo visto te cansabas de esperar conmigo.
-Sí, bueno tienes razón, pero como te voy a dejar solo, si nunca me e separado de ti.
-¿Entonces porque te das tanto mal?
-No sé, es una sensación extraña que tengo.
-¿Que sensación es esa?
-Si pudiera explicarme. Me explicaría, pero es que no se.
-Anda piensa y luego me dices.
-¿Otra vez quieres que piense?
-Si claro, deberás explicarme el porque.
-¿Tu lo ves necesario?
-Creo que si que es necesario que me lo expliques.
-Pero es que, no se como explicar una sensación que siento sobre ti.
-No será que tienes miedo a explicármela no me vaya a enfadar contigo.
-Probablemente sea por eso.
-Pues si es por eso estate tranquilo, que no me enfadare por lo que me digas o me dejes de decir, ya que me cabreo más cuando lo insinúas que cuando lo explicas.
-¿Porque eres tan comprensible?
-Será porque te conozco y se de que pie cojeas.
-¿Tu sabrás?.
-Crees que no puedo decir el que hacer, no es así.
-Yo no dudo que puedas o no puedas, pero eso si deberías ser menos indeciso en tus decisiones.
-¿Crees que soy indeciso?
-Si, y te diré más, el problema que tienes es que te ahogas en un vaso de agua.
-Eso no te lo consiento, es más siempre e hecho lo que debía hacer, sea por impulsos o razonamientos.

                                                         El próximo jueves más.