sábado, 1 de abril de 2017

SABORES.......

 
Sabía que estarías ahí
esperando con el recuerdo de las sombras
enfundada en tus más excitantes galas,
esperando que llegara,
que a tu cuello me lanzara,
que saboreara tus labios,
regados con los mejores caldos
salidos de aquel lagar,
donde tantas veces saboree tus jugos
escondiéndonos de nosotros mismos,
queriendo reinar en un trono sin reino.
Allí sentada sobre aquella barrica,
la cual guardaba nuestros nombres grabados
a punta de navaja,
olfateabas y sensualmente probabas
la vieja esencia de aquel vino,
que se fue fermentando
entre tus envites y los míos,
al suave,
pero extenso calor que irradiábamos los dos
entregados el uno al otro,
sintiendo los aromas
los cuales se confundían
entre el sudor y la garnacha
que me embebían al probar tus sedosos labios
y de tus labios,
bajando sobre el frescor de la bodega
llegaba a contemplar,
queriendo saborear
con la inocencia de tu rostro
el preciado licor,
que emanaba como manantial,
de tu preciado caño.