miércoles, 24 de mayo de 2017

BENDIGO......

 
 
Bendigo las horas
una a una
como van muriendo
entre la mirada quebrada
y el caer de la lágrima,
desvaneciéndose en tus océanos
los cuales tanto ame.
Bendigo tu cálido aliento
en el crepitar de mi boca,
succionando cada suspiro
cuando tus labios,
se funden con mis labios
en el recuerdo.
Y ahora;
cuando el tiempo estalla
sobre la memoria dormida
de esta hoja entintada,
bendigo cada beso
dejado en cada poro,
en cada recoveco de tu piel,
en la cual habite
durante días y noches
entregándote todo mí ser.
Por ello;
Bendigo
y celebro
el retorno vivido,
en que nos amamos con ternura
entregándonos el uno al otro.