lunes, 19 de marzo de 2018

LAMIENDO....


Desde el preciso
y precioso instante,
en que nuestras miradas se cruzaron
advirtiendo el desafío cristalino,
sobre el iris de nuestros ojos
sabíamos,
a ciencia cierta
que el deseo se apelmazaba,
sobre nuestras húmedas pieles,
deseando sentir
la pura razón
de nuestra contenida lujuria,
envuelta como regalo por descubrir.
Fue en aquel instante
sin dejar pasar el tiempo,
nos quitamos la ropa
y nos dijimos sin pestañear
bajo un susurro inaudible;
"manos a la obra"
amasando con nuestras manos,
cada rincón de nuestros cuerpos
y tal como iba saltando el frenesís,
nos íbamos lamiendo
el uno al otro,
con lentitud,
pausadamente,
sin dejar que pasaran las horas,
queriendo
dejar constancia,
de cada beso rociado
con la segregación de nuestras lenguas,
haciendo surco,
hasta llegar
a tomarnos,
en aquel alocado baile de envestidas salvajes.
 


3 comentarios:

  1. Lamer las almas, los cuerpos, las pieles... lamer la esencia, los besos, la sangre divina... lamer las palabras, para desbocarse en poesía...

    Preciosos e intensos versos, mi querido amigo Juanky, tan apasionados que es un deleite leerte.

    Besos enormes y feliz tarde.

    ResponderEliminar
  2. La lengua es la maravillosa pluma capaz de versar sobre una piel todo un poema de sensaciones... grabarla con tinta indeleble... inmortal sensación.

    Bella pasión.

    Mil besitos para tu tarde, mi querido amigo Juanky.

    ResponderEliminar
  3. Que intensidad tu poema
    Abraço
    https://caminhos-percorridos2017.blogspot.pt/

    ResponderEliminar