jueves, 29 de marzo de 2018

PIEDAD......


Cautivos sus ojos
de lágrimas de dolor inundados,
mira el rostro de su hijo,
de espinas coronado,
sangran las rosas
el dolor del calvario.
El a la madre mira,
con ojos de gloria
aun sabiéndose clavado en la cruz,
humillado
y
ultrajado,
por la mano del hombre,
resiste su pasión
sobre el madero clavado,
al cielo mirando.
La madre lo tiene en su regazo,
reposando el dolor
y la muerte de su hijo,
rompiéndole el corazón,
lo mira con dura pena
sin embargo,
su rostro es todo amor
y lo acaricia con mano tierna,
sobre su corona de espinas
lágrimas de incienso derrama
como bálsamo a tanto dolor y muerte.


3 comentarios:

  1. Has escrito un poema muy bonito y apropiado para este día de Jueves Santo, mi querido amigo Juanky.

    Besos enormes y feliz tarde.

    ResponderEliminar
  2. Excelente poema cargado de ese tremendo dolor de la Santísima Virgen, viendo sufrir a Jesús, lo que jamás tendría que suceder... Sucedió, una madre sobrevivir a un hijo, y la pobre Maria sin saber que era para redimirnos a tod@s por nuestros pecados. Siempre lo digo, y es que es verdad, tu excelente pluma Juanky, pare genialidades, en este poema llegas al mismo alma amigo mío y eso es muy, muy difícil gracias por dejarnos ver tus vísceras, donde se gesta el verso puro y avanza a las manos inquietas que "cual yeguas" (5 y muy fuertes)
    labran el campo nevado de la cuartilla y su cosecja... Ésta maravilla. Un fuerte abrazo y feliz día amigo querido.

    ResponderEliminar
  3. Me has emocionado, mi querido amigo Juanky... pese a mi manera de pensar... el dolor por un hijo no tiene nombre...
    Tu poema es excelso por ese momento reflejado de una manera tan sentida. Te felicito.

    Mil besitos para tu finde.

    ResponderEliminar