viernes, 27 de abril de 2018

CUANDO ME LEES....


 
Cubriré
ese rostro dulce,
divino
eterno en noches eternas,
inspiración de los delirios,
sobre verbos
que se conjuguen así mismos
ante la sudoración de su piel,
en ese momento,
en que se ruboriza por completo,
leyendo versos inconexos,
fruto de la imaginación,
del que acaricia la pluma
después
de mojarla en el tintero
y sumido
en su delirio,
ante el éxtasis creativo
se cierne
como ave rapaz
ante su sombra,
para así;
adorarla a besos
y ella,
quebrantada
entre suspiros
y
devotos gemidos
en el instante
en que
se acelera su ritmo cardiaco,
convulsiona
en un acelerado orgasmo.
 


3 comentarios:

  1. Intensos y apasionados tus latidos versados, mi querido amigo Juanky, y es que leerte es acelerar también los nuestros, siempre danzando sin parar entre los renglones de tu poesía.

    Me encanta leerte y volar contigo.

    Que tengas una muy feliz tarde.

    Besos enormes.

    ResponderEliminar
  2. Tus poemas son una especial colección de versos sensuales y llenos de emoción. (Deberías publicarlos en un compendio de poesía!)
    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Juanky, amigo mío... sólo puedo admirar esta cascada que se vierte sobre mi mirada, las metáforas jugando a ser una coqueta sensualidad.

    Un placer leerte, siempre.

    Mil besitos para tu noche.

    ResponderEliminar